protocolo de bodas en cadiz

Protocolo de bodas: pasos a seguir en vuestro enlace

Una boda es todo un viaje lleno de momentos, en el que los novios y los invitados disfrutan con el ritual de la celebración del amor. Una pareja feliz, familiares y amigos compartiendo la fiesta, y un entorno elegante y acogedor, como el que ofrece nuestro hotel de bodas, son ingredientes que hacen único vuestro enlace. Aunque siempre hay un tempo que establece el ritmo de la fiesta.

En todo casamiento, existe un protocolo de bodas que marca los pasos a seguir. Son normas que se han establecido por tradición, y que cada pareja de novios puede adaptar a su fiesta particular.

Hay normas más estrictas y otras que mucha gente no sigue, aunque lo importante, por encima de cualquier protocolo, es que vuestra fiesta de bodas lleve el ritmo que os apetezca y resulte más cómodo para novios e invitados.

Sea como sea, os pasamos una hoja de ruta que podéis seguir durante la celebración nupcial, con algunas normas de protocolo de bodas que darán brillo al banquete y la fiesta posterior.

 

Un cocktail de bienvenida para recibir a los invitados

Una de las costumbres más arraigadas en las bodas actuales es recibir a los invitados con una copa de bienvenida y un ágape que antecede al festín. Se suele celebrar en un lugar agradable y cercano al salón de bodas, como los patios que se abren entre las instalaciones de nuestro hotel.

Este ágape es una forma agradable de dar tiempo a que los familiares y amigos lleguen al lugar de la fiesta, conversen y se contagien del ambiente festivo de una ocasión como ésta.

Los aperitivos del cocktail son ya toda una institución en la celebración nupcial. Además, es un momento del convite que tiene todo el sentido, ya que los invitados disfrutan de estas delicias mientras los novios completan la imprescindible sesión de fotos. Y si son los aperitivos que se sirven en las bodas del Hotel Castellar… ¡no se puede empezar mejor una celebración de boda!

 

Llegan los novios y comienza el banquete de bodas

La llegada de la pareja es otro momento para recordar. La novia y el novio lucen radiantes, tras los nervios de la ceremonia nupcial, y un brindis por la nueva pareja marca el inicio del festejo.

Antes, se abren las puertas del salón de bodas para que los invitados vayan tomando asiento. En los banquetes de bodas, el protocolo marca dónde se sienta cada invitado y cómo deben organizarse las mesas.

Normalmente son redondas, aunque las nuevas tendencias están cambiando la disposición de los comensales. En cualquier caso, se intenta que número de invitados por mesa sea par y que hombres y mujeres se sienten de forma alterna.

En lo que el protocolo de bodas no ha cambiado mucho es en dar prioridad a las mesas que están más cerca de la presidencial, que ocupan los novios, padrinos y familiares más cercanos. Ésta será la mesa más importante y la que marca la disposición del resto de los invitados.

También es tradición que los invitados esperen a los novios en el salón de bodas. La protocolaria entrada de la pareja se debe hacer con todos los invitados esperen de pie, de forma ceremoniosa, aunque en muchas bodas los aplausos marcan el paso de la emocionada pareja y suele estallar algún ¡Vivan los novios!

Cuando todos están ya en sus asientos, empieza el baile de los camareros sirviendo la comida. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es la novia quien debe iniciar el festín y poner fin al banquete, de acuerdo con el protocolo.

 

Detalles de protocolo que todo el mundo espera

Los detalles son esenciales en las bodas y muchos vienen impuestos por la tradición. Por ejemplo, no se concibe un banquete de bodas en el que no haya un menú de bodas impreso para cada invitado, que anuncie los manjares que se van a degustar. De hecho, la originalidad se aplica al diseño de los impresos, pero siempre respetando el protocolo.

También son muy comunes las flores de boda en las mesas. De hecho, el colorido de las flores las hace imprescindibles en la decoración de estas celebraciones. Aunque el protocolo impone condiciones, como que su perfume no sea demasiado intenso para no alterar los sabores de los platos y bebidas que se van a servir.

También hay momentos que la tradición ha convertido en protocolarios, como la entrega de los recuerdos de boda. Aquí el protocolo establece dos formas de repartirlos: o que estén esperándoles en la mesa o que familiares o amigos los repartan justo al iniciarse del baile.

 

El baile de los novios marca el inicio de la fiesta

El momento de la tarta nupcial es otro de los hitos de la fiesta, con el tradicional corte que realizan los novios y que pone en marcha el reparto de los postres.

Aunque si hay que elegir un momento emocionante de la celebración, ése es el primer baile de los recién casados. La tradición dice que el vals es el baile nupcial por excelencia, aunque esa otra de las cosas que está cambiando con el tiempo.

Hay novios que quieren disfrutar de este baile con su canción especial y los más atrevidos preparan una coreografía que luego comparten todos los invitados en sus redes sociales.

Está claro que las costumbres cambian, pero sigue siendo preceptivo que el segundo baile de la noche lo protagonicen la novia y su padre o padrino, por un lado, y el novio con su madre o madrina por otro. A partir de entonces, comienzan la barra libre y la fiesta. Y el protocolo deja de tener sentido.

Calle La Fuente, s/n. · C.P.: 11350
Castellar de la Frontera · Cádiz (España)

Bodas Castellar es el único lugar donde podrás celebrar tu boda en Cádiz junto a un entorno natural, aprovechando las instalaciones del hotel en exclusividad para los invitados de la boda. Aprovecha la oportunidad de celebrar tu gran día como una boda inolvidable, única y exclusiva.